Ser y Durar

   En su afán de volar y desafiar la gravedad, el hombre siempre ha buscado nuevas formas convertir el fuego de su espíritu  en veloces giros y audaces saltos gráciles, dejándose fluir con la mágica energía de la naturaleza que muchas veces dejamos de sentir en nuestra vida cotidiana. Bajo estos conceptos naturales de gracilidad y extrema precisión, se define el Parkour como expresión de máxima libertad mediante el movimiento.

«Être fort pour être utile»,- «Ser fuertes para ser útil» bajo este lema Georges Hébert, oficial naval francés y precursor del parkour en Europa ,coordinó el rescate heroico de alrededor de setecientas personas durante una catastrófica erupción volcánica en Martinica en el año 1902 poniendo en uso una serie de habilidades atléticas que observó de las tribus indígenas que conoció en África y de las cuales expresó:¨sus cuerpos eran esplendidos, flexibles, ágiles, hábiles, exactos y resistentes sin mas entrenador en la gimnasia que su vida en la naturaleza¨
 Tras su regreso a Francia, Hérbert se desempeñó como profesor de educación física donde estableció un nuevo método de entrenamiento denominado ¨método natural¨ compuesto por variados movimientos como caminar, correr, saltar , escalar, movimiento cuadrúpedo y equilibrio, con la finalidad de desarrollar lo que denominó las tres fuerzas principales : Energética, Moral y Física. Este innovador sistema continuó expandiéndose  hasta convertirse en el estándar de educación física civil y militar francesa.

Inspirado en Hébert y su método un arquitecto suizo desarrollo la primera pista de obstáculos que ahora son típicos  en el entrenamiento militar y que fue precursora de las pistas de parkour de la actualidad.

  Años más tarde David Belle inspirado por las hazañas de su padre, quien practicaba arduamente desde su infancia y sintiéndose inconforme con realizar movimientos dirigidos en un impersonal gimnasio acolchado conformó un grupo de jóvenes que compartían sus inquietudes e inclinaciones por esta rama deportiva y se autodenominaron Yamakasi que significa ¨espíritu fuerte, cuerpo fuerte¨ y bautizaron la actividad como el arte del movimiento, logrando con sus esfuerzos extender mundialmente la popularidad del parkour.

  La modalidad de deporte underground es ampliamente conocida en el mundo actual. contando con parques y emplazamientos especiales para facilitar su práctica a los interesados, no es de sorprender entonces que en nuestra tierra virtuosa de seres inquietos e imaginativos esta modalidad haya tenido una acogida calurosa y aunque no goce de la popularidad ni el apoyo merecidos, en Cuba se hace Parkour.

  Un amplio movimiento dividido en varios grupos pequeños desparramados por la ciudad corren por los parques saltando y dando piruetas ante las miradas extrañadas de los transeúntes, ajenos a esta asombrosa práctica que encarna un entretenimiento saludable física y mentalmente.

 Desde niños ocupando su desbordante energía en saltos y piruetas hermosamente efectuadas hasta adultos temerarios trepando y saltando grácilmente, tratando con cada acrobacia de impulsar un movimiento que ya tiene nombre y reconocimiento internacional.

 La Federación Cubana de Parkour (CPF) busca sacar el deporte del desconocimiento que lo ahoga y educar a la sociedad en esta cultura deportiva que aboga por la libertad mediante el movimiento y que no requiere mas que unos zapatos cómodos si te animas a sumarte .

  La escasez  de recursos para realizar competencias, la inexistencia de gimnasios o parques especiales que acojan la práctica son obstáculos sobre los que se hacen piruetas diariamente, la falta de información y atención sobre este deporte lleva a la joven federación a tener que auto auspiciar y financiar sus propias competencias para motivar a sus chicos y evitar que sustituyan el deporte por ocupaciones menos saludables.

Orgullo se siente al poder decir que en Cuba ha nacido esta organización, un movimiento provechoso, un grupo en el que se respira amor y camaradería, alejados del tedio social que carcome a la juventud , chicos felices cultivando su cuerpo y su mente en la matriz de este arte centenario y adultos que desbordan amor por ellos, entrenándolos tanto física como moralmente, motivándolos con cada acción a seguir practicando con la esperanza de conseguir la atención que es ampliamente merecida por una federación que cultiva a nuestros jóvenes en un arte moderno que funde la triada energética, moral y física en un corazón guerrero y  que se desplaza  heroicamente a través de todos los obstáculos que surgen para los caminos del parkour en nuestra isla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s